Corea del Norte lanza un nuevo misil que sobrevuela Japón y pone al mundo en máxima tensión nuclear

Corea del Norte lanzó un misil balístico que sobrevoló Japón, creando nuevas tensiones en la región, tras la prueba nuclear que realizó hace menos de dos semanas. obligando a las autoridades japonesas a emitir una alerta para que su población se refugiara.







En la vecina Corea del Sur, el ejército informó que el misil alcanzó una altitud de unos 770 km y atravesó una distancia de 3.700 km antes de caer en el mar, más allá de la isla japonesa de Hokkaido.

El gobierno japonés se vio obligado a emitir una alerta para que su población tomara refugio.

El primer ministro de Japón, Shizo Abe, dijo que su país “jamás tolerará” semejante “provocadora y peligrosa acción”.

“Si Corea del Norte continúa por este sendero, no tiene un futuro positivo”, declaró Abe en un comunicado. El primer ministro luego llamó a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, hablando a los periodistas en Tokio, 15 de septiembre 2017El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dijo que Corea del Norte “pisotea la unida determinación de la comunidad hacia la paz”.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, también condenó el lanzamiento que desobedece las sanciones de la ONU recientemente redobladas.

Tillerson colocó la carga de una respuesta sobre China y Rusia, los principales socios comerciales de Corea del Norte, diciendo que ellos “deben indicar su intolerancia de estos irresponsables lanzamientos de misiles mediante acciones directas de su parte”.







Pocos minutos después del lanzamiento, Corea del Sur disparó dos misiles hacia el mar en un simulacro de ataque contra el norte.

Un misil surcoreano Hyunmoo-II disparado hacia el mar del Este, 15 de septiembre 2017Corea del Sur lanzó sus propios misiles hacia el mar en respuesta a la prueba del norte.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, convocó una reunión de emergencia de su consejo de seguridad nacional, donde declaró que el diálogo con el norte era “imposible en una situación como esta”, según la agencia Yonhap.

Moon fue electo a comienzos del año después de una campaña que, en parte, abogaba por realizar mayor diálogo con Pyongyang.







Fuentes militares surcoreanas informaron que el misil de Corea del Norte se lanzó desde el centro aéreo de Sunan, al norte de Pyongyang, poco antes de las 07:00 locales, con trayectoria hacia el este.

Se trató del primer lanzamiento de misil desde que Naciones Unidas apretó las sanciones contra Corea del Norte.

De acuerdo a los análisis iniciales, este misil voló considerablemente más alto y más lejos que el lanzado el 29 de agosto, del cual Pyongyang advirtió que sólo se trataba de “el primer paso” de sus operaciones militares en el Pacífico.

Mapa de la trayectoria del misil.

Esperada

Rupert Anthony Wingfield-Hayes, corresponsal de la BBC en Tokio, dijo que el más reciente lanzamiento realizado por Pyongyang realizó un recorrido similar al de aquel misil que encendió las alarmas en Japón, pero que se diferencian en la altura y la extensión del recorrido efectuado por el proyectil.

Estiman que el misil alcanzó una altitud de unos 770 kilómetros y realizó un recorrido de unos 3.700 kilómetros. Llegó bastante más lejos que el misil anterior“, destacó.







Indicó que tanto las autoridades de Japón como las de Corea del Sur y Estados Unidos estaban a la expectativa de esta nueva prueba de Corea del Norte.

“Esperaban que ocurriera el sábado 9 de septiembre y no se produjo y estaban haciendo un seguimiento por satélite, por lo que no es algo inesperado, aunque evidentemente ha causado conmoción en la población de Japón”, señaló.

El Comando del Pacífico de Estados Unidos señaló que su primera evaluación de lo ocurrido indica que se trató del lanzamiento de un misil balístico de alcance intermedio.

El líder de Corea del Norte Kim Jong-un, en una foto publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) en Pyongyang. Septiembre 3, 2017A inicios de septiembre, los medios oficiales en Corea del Norte publicaron imágenes del líder Kim Jong-un inspeccionando lo que dijeron era una bomba de hidrógeno.

A inicios de septiembre, Pyongyang realizó su sexta prueba nuclear, asegurando que esta vez había ensayado con éxito un bomba nuclear miniaturizada que puede ser instalada en un misil de largo alcance.

En respuesta, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el lunes pasado una nueva ronda de sanciones en contra de Corea del Norte, con el objetivo de intentar frenar su programa de desarrollo de misiles con capacidad nuclear.







Desde 2006, el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad nueve resoluciones contra Corea del Norte.

Hasta ahora, sin embargo estas no han logrado su objetivo de frenar los esfuerzos de Pyongyang por dotarse de armamento nuclear y de misiles balísticos intercontinentales.

Amenazas

Corea del Norte dispone de armamento nuclear desde hace varios años pero con capacidad de proyección limitada.

Donald TrumpEl programa nuclear de Corea del Norte es un tema prioritario en la agenda del gobierno de Trump.

En los últimos tiempos parece haber avanzado en el desarrollo de bombas atómicas miniaturizadas que pueden ser encajadas en misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés).

Estos dos elementos han encendido las alarmas en Washington pues dotarían a Pyongyang de la capacidad para lanzar un ataque nuclear en territorio continental estadounidense, una posibilidad que Donald Trump rechazó tajantemente pocas semanas antes de entrar en la Casa Blanca en enero de este año.

Desde entonces, sin embargo, Corea del Norte parece haber acelerado sus planes realizando numerosas pruebas militares, lo que ha llevado a una escalada de tensión entre ambos países y ha causado preocupación a la comunidad internacional.




El mes pasado, Trump amenazó a Pyongyang con una respuesta de “fuego y furia” si el líder Kim Jong-un volvía a amenazar a Estados Unidos.

Pese a ello, el régimen norcoreano no ha dado muestras de sentirse intimidado.

Tras la aprobación de la última ronda de sanciones por parte de la ONU, Corea del Norte amenazó con “hundir” Japón y aseguró que Estados Unidos debería ser “golpeado hasta morir como un perro”. rabioso”.




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*