Iglesia se mantuvo intacta tras el paso del Huracán “Harvey”

Los destrozos ocasionados por el huracán Harvey fueron enormes, pero una iglesia cristiana permaneció intacta ante la fuerte tormenta. El pastor, que se quedó en el templo, dijo que era un milagro de Dios.







Freddy Naranjo, pastor de la iglesia Tabernacle of Praise, en la ciudad de Cospus Christi, Texas, soportó la fuerza del huracán dentro del templo, después que se negó evacuar la ciudad.

Antes que la tormenta llegara a la costa de Texas, el pastor dijo que estaba poniendo su confianza en Dios y decidió quedarse en la iglesia.







“Nosotros ya nos hemos enfrentado a tempestades fuertes en el pasado. Nos quedaremos aquí orando creyendo que el huracán perderá fuerza o que algo milagroso sucederá. Muchas veces actuamos por lo que vemos en vez de creer que Dios puede hacer algo sobrenatural”, dijo.

Estas declaraciones fueron criticadas en las redes sociales y fue convocado a salir de la ciudad para salvar su vida, pero el pastor decidió quedarse, siendo catalogado de “fanático“.







Después del paso del huracán Harvey, Naranjo publicó un video en Facebook, donde aparece junto a su esposa diciendo que estaba reportando que estaban bien, y que, a pesar de las críticas, dio Dios era fiel y había cuidado de su familia y de su iglesia.

El pastor invitó a la gente que se acerquen más a Dios y decidan a tener una relación más cercana con el Señor.

El huracán dejó al menos 7 muertos y causó millones de dólares en pérdidas en su rastro de destrucción.

Fuente: (Acontecer Cristiano)




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*