WASHINGTON, DC - FEBRUARY 15: U.S. President Donald Trump (R) and Israel Prime Minister Benjamin Netanyahu (L) shake hands during a joint news conference at the East Room of the White House February 15, 2017 in Washington, DC. President Trump hosted Prime Minister Netanyahu for talks for the first time since Trump took office on January 20. (Photo by Win McNamee/Getty Images)

Primer ministro Binyamin Netanyahu: “todas las embajadas deben trasladarse a Jerusalem”

El primer ministro Binyamin Netanyahu el jueves por la noche asistió a una conferencia de activistas del Likud y expresó su pleno apoyo al traslado de la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalém.




 

Jerusalém es la capital eterna del pueblo judío. Es la capital del Estado de Israel. Todas las embajadas, y sobre todo la Embajada de nuestro amigo los Estados Unidos, debe trasladarse a Jerusalém. Este es su lugar natural”, dijo Netanyahu .

Ministro de Protección Ambiental Zeev Elkin (Likud) dio la bienvenida a las declaraciones de Netanyahu y dijo: “Doy la bienvenida a la demanda inequívoca del primer ministro en su discurso que todas las embajadas se muevan a Jerusalém, ante todo, la embajada de Estados Unidos”.

Los comentarios de Netanyahu llegan en medio de informes de que el presidente Donald Trump ha decidido que la Embajada de Estados Unidos en Israel permanecería en Tel Aviv y no sería trasladada a Jerusalém.




Marc Zell, el co-presidente del Partido Republicano en Israel, dijo el miércoles que no había nada de cierto en los informes de que el presidente Donald Trump había decidido que la Embajada de Estados Unidos en Israel permanecería en Tel Aviv.

Marc Zell (Foto: Eliran Aharon / Arutz Sheva)

“Según mis fuentes, no hay ningún cambio en la política del Presidente en relación con el traslado de la embajada a Jerusalém, y de acuerdo con lo que sé, no hay ninguna intención de extender el pedido de exención para que la Embajada permanezca en Tel Aviv”, dijo Zell a Arutz Sheva, y agregó que el traslado de la Embajada acontecería de una manera tranquila.

“He dicho más de una vez en los medios que para que la Embajada sea trasladada a Jerusalém, el presidente, simplemente no tiene que hacer nada.

Si él no hace nada, entonces, de acuerdo a la ley, la Embajada debe moverse a Jerusalém.

Entiendo que este es el plan y creo que es prudente hacerlo sin declaraciones o ceremonias. Deje que la ley estadounidense haga el trabajo”, dijo, agregando que él cree que el embajador David Friedman, quien actualmente está trabajando fuera de Tel Aviv, vivirá en y trabajará desde Jerusalém.

“El embajador tiene previsto llegar aquí en cinco días, y tengo la intención de reunirme con él y él nos dirá lo que piensa hacer”, dijo Zell.




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*