ONU condenó a Israel por ley de colonias y adelantó que tendrá “consecuencias legales”

La comunidad internacional toma posición en contra de Israel, un día después de la aprobación de la ley para “regularizar”, incluso de modo retroactivo, asentamientos y casas construidas en tierras privadas palestinas.




Naciones Unidas alzó su voz a través de su enviado en Medio Oriente, Nicolay Mladenov, quien afirmó que Israel pasó “una gran línea roja” respecto de “la anexión de los territorios ocupados”.

El Palacio de Vidrio habló de “violación del derecho internacional” que tendrá “consecuencias legales de gran alcance para Israel”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, explicó hoy un portavoz, “insiste en la necesidad de evitar cualquier acción que pueda hacer fracasar la solución de los dos Estados”. En tanto, desde Ramalá, una furibunda líder palestina habló abiertamente de “robo de tierra” a través de una medida “inaceptable”, contraria a la Resolución N° 2334, del Consejo de Seguridad.

En el mismo sentido se expresó la Liga Árabe, cuyo secretario general, Ahmed Abul Gheit, sostuvo que la ley refleja “las reales intenciones del gobierno israelí y su posición hostil hacia la paz”.




Agregó que la medida es una excusa para tomar la propiedad privada palestina.

Aprobada con 60 votos contra 52 y sin el voto del premier Benjamin Netanyahu -en ese momento, en vuelo entre Gran Bretaña e Israel- la nueva norma, que según algunas estimaciones ofrece una amnistía para unos 4.000 hogares en Cisjordania, debe ser refrendada ahora por el presidente Reuven Rivlin.

Solo después, distintas ONG israelíes que se oponen a la ley, como Bet’selem; Peace Now y Yesh Din, podrán “atacar” a través de la presentación de recursos ante la Corte Suprema.

El presidente palestino, Mahmud Abas, dijo este martes desde París que esta ley es una “agresión contra nuestro pueblo”. “Esta ley va en contra del derecho internacional”, agregó.

“Espero que Israel y su gobierno reconsideren este texto y den marcha atrás”, declaró a su vez el presidente de Francia, François Hollande, en una rueda de prensa conjunta.

Por su parte el líder laborista israelí Isaac Herzog advirtió que la ley podría llevar a algunos israelíes a ser inculpados por la Corte Penal Internacional (CPI).




La falta de reacción estadounidense contrasta con la ola de indignación pero también con las críticas a la colonización que había emitido la administración de Barack Obama.

La nueva administración Trump “necesita consultar a todas las partes sobre cómo avanzar”, dijo un responsable del departamento de Estado, una posición que confirma la falta de posición hasta ahora del nuevo presidente.

“La administración Trump no comentará este ley antes de cualquier decisión de justicia”, añadió el responsable, en previsión de los recursos contra el texto.

No obstante, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres “lamentó profundamente” su aprobación. “Esta ley es una contravención de la ley internacional y tendrá amplias consecuencias legales para Israel”, expresó Guterres en un comunicado.

Asimismo, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, “exhortó” a Israel a suspender su aplicación.

Adoptada por 60 votos a favor y 52 en contra, la ley autoriza al Estado a declarar como tierras israelíes terrenos privados palestinos en Cisjordania ocupada donde los israelíes construyeron sin autorización.

Los propietarios palestinos serán compensados financieramente o bien con otros terrenos.




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*