Como se produce el Robo de nuestra Identidad (Incesto Emocional). Por los Pastores Selvin y Maribel Elvir

Hoy les traemos un tema del cual muy poco se escucha, y es el “Incesto emocional”. La sola palabra “Incesto” provoca un sentimiento de repudio, pero ¿Se puede dar emocionalmente?

En nuestro mundo latino se da, pero no le prestamos atención por ser parte de nuestra cultura. Definamos lo que es Incesto Emocional: Es cuando los padres procuran llenar el vacío emocional que hay en sus vidas y buscan satisfacción a través de los hijos. Los padres consciente o inconscientemente les hacen creer a los hijos que son responsables de su felicidad, o dan todo al hijo y le hacen sentir responsable de corresponder lo recibido, teniendo la obligación de hacerlos felices. El incesto es una forma de control, manipulación y daño a todos los involucrados. Están afectados, el hijo o hija preferida, así como, los que son excluidos de la relación.

Este daño se manifiesta de diversas formas:

Ambos pueden ser dos extraños, en este caso, existe una lejanía emocional profunda, o ambos pueden estar fusionados en este caso, la cercanía entre ambos es muy profunda.

Así se da origen al incesto emocional. Por lo tanto, podemos decir que el incesto emocional se origina, cuando padre-madre que comete el incesto emocional con su hijo o hija lo hace para utilizarlo a fin de satisfacer necesidades que deberían ser satisfechas por adultos, sobre todo por el compañero si lo tiene. Muchas veces se puede ver cuando tenemos madres solteras, cosa que es muy común en nuestra sociedad latina.

Estos son algunos vicios que los padres pueden tener y provocar este daño en un hijo (a): Intimidad, compañía, romanticismo, consejos para solucionar problemas, satisfacción del ego, liberación emocional, búsqueda de un confidente, búsqueda de apoyo emocional.

Aquellos que por la razón que sea no tienen compañero o hay déficit en la relación sentimental son quienes encuentran en el hijo terreno fértil para practicar el incesto emocional. Los padres suelen olvidar las necesidades de los hijos como ser el afecto, guía, corrección, alimentación, protección, afirmación, valoración etc.

Características de la familia donde hay Incesto Emocional

Los padres no encuentran en su compañero el apoyo y disponibilidad necesaria para satisfacer las necesidades que mencione anteriormente.
Son padres separados, solteros, viudos o divorciados y carentes de apoyo emocional.
Hay dolor o resentimiento, rivalidad y enojo en los hijos a consecuencia de la preferencia ejercida.
Algunos padres elogian mucho a uno de los hijos y al mismo tiempo lo desconsideran
El padre o madre que no participa directamente en el incesto emocional se siente fuera de esa relación por lo que padre- hijo- madre empiezan a albergar resentimiento.
La rivalidad entre hermanos en estas familias es muy marcada, pues hay celos en los hijos que no gozan de preferencia.

Los Niños no entienden los fundamentos básicos de una familia como son:
Sabiduría necesaria para servir de apoyo y sostén, habilidades para intimar y experiencia pues no ha vivido lo necesario.

Como detectar señales de Incesto Emocional

¿Fuiste soporte emocional de tus padres?
¿Eran como camaradas?
¿Te pidió uno de los dos que ocupara su lugar en su ausencia?
¿Te decía uno de los dos con frecuencia que nada era mejor que tu compañía?
¿Alguno de ellos te decía que nadie lo entendía mejor que tú?
¿Gozabas de privilegios por parte de uno de tus padres?
¿Alguno de ellos te contaba sus secretos, dudas, inquietudes, proyectos?
¿Alguno de ellos te decía al oído que eras su consentido?
¿Alguno de tus padres te comento cuánto le hubiese gustado que su pareja se pareciera a ti?
¿Si al compartir con amigos o familiares, en fiestas, de vacaciones, alguno de ellos expresaba que sintió soledad?
¿Alguno de ellos te dijo que no sabría qué haría si te ibas de casa o te casabas?

Si la mayoría de tus respuestas fue si, medita. Es probable que hayas sido víctima de incesto emocional.

En la Biblia podemos encontrar varios ejemplos de este daño, pero nos enfocaremos en uno Isaac y Rebeca:

Génesis 25:28 (LBLA) 28 Y amaba Isaac a Esaú porque le gustaba lo que cazaba, pero Rebeca amaba a Jacob.
Génesis 27:8-13 
8 Ahora pues, hijo mío, obedéceme en lo que te mando. 9 Ve ahora al rebaño y tráeme de allí dos de los mejores cabritos de las cabras, y yo prepararé con ellos un buen guisado para tu padre como a él le gusta. 10 Entonces se lo llevarás a tu padre, que comerá, para que te bendiga antes de su muerte. 11 Y Jacob dijo a su madre Rebeca: He aquí, Esaú mí hermano es hombre velludo y yo soy lampiño. 12 Quizá mi padre me palpe, y entonces seré para él un engañador y traeré sobre mí una maldición y no una bendición. 13 Pero su madre le respondió: Caiga sobre mí tu maldición, hijo mío; solamente obedéceme, y ve y tráemelos.

En estos pasajes se puede notar como los padres se han parcializado con cada uno de ellos Isaac con Esaú y Raquel con Jacob, si leemos la historia completa notaremos que en toda esta historia sale a luz la manipulación y control que cada uno ejercía sobre sus hijos, esto causo mucha discordia, celos lo que conduciría a una lucha de muchos años, marcando vidas de una familia de Dios.

Las familias en las que se desarrolla el incesto emocional presentan ciertas características:

1. Los padres carecen de compasión y soporte emocional por parte de su cónyuge; probablemente sean divorciados, separados, viudos o solteros.

2. Cuando uno de los padres se involucra de manera obsesiva con uno de los hijos, el otro se siente excluido, y por lo tanto resentido.

3. Si en la familia hay más hijos, varón y hembra, éstos, además de resentimiento contra él no dejarlos ser, generarán una gran rivalidad y enojo, pero son incapaces de reventar los amarres por cuestión de valores especialmente “la lealtad” mal manejada.

Desafortunadamente, el efecto y daño que produce el síndrome del incesto emocional no se detecta con facilidad; por lo general se manifiesta en la edad adulta, cuando el hijo se hace consiente de la gran dificultad que le representa establecer relaciones afectivas duraderas y equilibradas.
Quien sufre el síndrome del incesto emocional, con frecuencia se negará que existan necesidades propias, pues el elegido sólo ha aprendido a satisfacer las necesidades emocionales de alguien más, o tenderá a querer ser el centro de la relación, sin considerar las necesidades de los demás, se obsesionará en ser y disfrazarse de exitoso para llenar las expectativas de otros.

La palabra compromiso resulta aterradora y en ocasiones el romanticismo se considerará cursi o innecesario. El padre seguirá entrometiéndose y tratando de controlar la vida de la hija o del hijo, aunque esté casado, causándole conflictos con su cónyuge.

También se da el caso en que son los hijos quienes venden la intimidad de la pareja a sus padres, cuando esta se comporta de manera diferente a como lo haría el padre con el que se tiene el incesto. La expresión sexual se manifestará en forma extrema; ya sea reprimiéndola o expresándola de manera compulsiva (saltando de cama en cama), conductas que lo único que dejarán será una gran insatisfacción.

¿Cómo salimos de este daño que ha marcado nuestras vidas?

La Biblia presenta pasos que nos ayudaran a salir, tenemos que tener en cuenta que nuestra vida tenemos que tener a Jesús como nuestro Señor y Salvador por esto requiere un cambio de corazón que solo el trato de Jesús en nuestra vida nos guiara en cada paso.

Primero: estar consciente de que real e indudablemente fuiste objeto de incesto emocional, o sea, reconocerlo interiormente y estar luego en disposición de romper con este proceso que puede llevarte a ser cautivo de ellos el resto de tu vida. Esto te llevara a un proceso de Perdón hacia los padres, si es que se ha sufrido en tu vida o si estás haciéndolo en tu familia.

Segundo: Establecer límites donde tus padres pueden intervenir en tu vida o en tu matrimonio, en el caso de ser tus padres tienes que mantener el respeto hacia ellos recordando que también ellos pudieran haber sido afectados de la misma forma, procura ser un restaurador de relaciones familiares. En el caso de los hijos comenzar a brindar la verdadera instrucción que el hijo necesita para la formación de su identidad.

Tercero: Comienza con la ayuda del Señor Jesús a formar identidad, concentrándote en tu familia de acuerdo al modelo de Dios (Dios-Esposos-Hijos) esto te llevara a retomar una vida saludable en todo sentido Espiritual, emocional llevando a tus futuras generaciones a vivir libres de toda atadura que el enemigo de nuestras vidas nos quiere mantener.

Uno de los pasajes que retrata la liberación en la vida de Jacob lo vemos en Génesis 32:24 (LBLA) 24 Jacob se quedó solo, y un hombre luchó con él hasta rayar el alba. 25 Cuando vio que no había prevalecido contra Jacob, lo tocó en la coyuntura del muslo, y se dislocó la coyuntura del muslo de Jacob mientras luchaba con él. 26 Entonces el hombre dijo: Suéltame porque raya el alba. Pero Jacob respondió: No te soltaré si no me bendices. 27 Y él le dijo: ¿Cómo te llamas? Y él respondió: Jacob. 28 Y el hombre dijo: Ya no será tu nombre Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has prevalecido.

Lucha con Dios, persevera para que Dios te cambie el tú Nombre, Él te dará tu verdadera identidad, y propósito en la vida. Dios los bendiga. 

Pastores Selvin y Maribel Elvir

Biografia
Los Pastores Selvin y Maribel Elvir, llevan adelante su Ministerio, en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, ambos estan unidos en matrimonio desde hace 23 años, y conforman una familia Pastoral junto a sus dos hijos; Sara y Josue.
Los Pastores, son expertos en consejerias matrimonial y imparten alrededor del mundo, seminarios para matrimonios en diderentes Iglesias y congregaciones, ministrando Sanidad Interior y Restauracion de Matrimonios con problemas con pornografía y sexuales.
 
Los mismo son graduados en la prestigiosa Universidad Bíblica C.F.N.I. (Christ for the Nations). con sede en la ciudad de Dallas,  Texas, USA, como Licenciados en Teología practica.
Para ponerse en contacto con ellos acerca de Consejeria y Restauracion Mtrimonial, puede escribir por email a selvinagu@gmail.com o bien ingresar a su fan page de facebook :: https://web.facebook.com/sanandomatrimoniospreservandogeneraciones/?_rdr

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*