Lo que pudo haber sido el final. La tormenta solar que casi desata una guerra nuclear entre Estados Unidos y la URSS

En plena Guerra Fría, una tormenta solar estuvo a punto de desatar un enfrentamiento nuclear sin precedentes entre Estados Unidos y la URSS, luego de que los sistemas de radiocomunicación y radares estadounidenses quedaran fuera de servicio a causa del impacto de este fenómeno astronómico.




El 23 de mayo de 1967, los especialistas en fenómenos meteorológicos de la Fuerza Aérea del país norteamericano detuvieron el inminente ataque tras descubrir el origen del error.

La falla se dio luego de que el fenómeno solar afectara los radares de los sistemas de detección de misiles Ballistic Missile Early Warning System.

La erupción solar y la posterior tormenta solar perturbaron a tal punto los radares y los sistemas de comunicación, que se creyó que se trataba de un acto de guerra provocado por la Unión Soviética, tal como pudo informar la Unión Geofísica Americana.    




Si no fuera por las inversiones en etapas tempranas en la observación y predicción de tormentas solares y geomagnéticas, el impacto podría haber sido mucho más grande. Fue una lección aprendida sobre la importancia de estar preparado”, explicó la líder de la investigación y física espacial de la Universidad de Colorado en Boulder, Delores Knippn.

Así el mundo, estuvo a minutos de estallar en una guerra nuclear de exterminio total.




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*